#Estudiantes | Música para estudiar: qué género escuchar para concentrarte

#Estudiantes con este hashtag podrás leer los artículos relacionados con la vida de los estudiantes. Encontrarás consejos y tips para hacer de tu vida universitaria una experiencia única

--

La música para estudiar. Las opiniones son contradictorias cuando se trata de escuchar música mientras estudias. Algunos dicen que debemos estudiar en silencio absoluto y aquellos que apoyan el llamado “Efecto Mozart“, según el cual a través de la música obtienes mejores resultados.

Obviamente no toda la música es adecuada para el estudio. Hay géneros que deben evitarse porque no te hacen concentrar. Algunos contienen palabras, coros repetitivos y fomentan el ritmo y el movimiento, y entran en la cabeza como un martillo neumático.

Sin embargo, si eliges música para estudiar, además de escoger la adecuada y lo mejor para ti, debes tener algunas precauciones para obtener lo mejor de este método.

Seguramente no elijas la radio. La publicidad o el dj de turno que habla pueden distraerte y hacerte perder la atención. La música para concentrarse nunca tiene el volumen máximo; siempre es un fondo. Crea listas de reproducción que duren una hora o más. De este modo que no tendrás que cambiar constantemente la pista y perder el tiempo.

La clásica es la mejor para concentrarse

Se sabe que la música clásica, en comparación con otros géneros, tiene un efecto profundo en el estado de ánimo. Esto gracias al hecho de que es pacífica y armoniosa y es la opción más popular entre los estudiantes. Mozart es el más popular porque está comprobado que su música mejora el rendimiento mental y cognitivo: “Efecto Mozart”.

Musica ambiental

Esta música puede ser ideal para concentrarte y relajarte, especialmente si estás bajo presión, es una verdadera cura. Las bandas sonoras de las películas son sin duda más modernas y originales que la música clásica y son especialmente adecuadas para este propósito.

Música tradicional japonesa o sonidos naturales.

Melodías relajantes y zen, especialmente aquellas tocadas con shakuhachi, flauta recta japonesa. Este tipo adecuado para la calma solo puede beneficiar al estudiante desesperado y destruido por el estudio. Así, es una música perfecta para estudiar y mantener en segundo plano. A muchos estudiantes les resulta útil escuchar los sonidos de la naturaleza, como la lluvia, las olas, las hojas secas aplastadas.

Música para estudiar: Electrónica o experimental

Los sonidos de la música electrónica, cuyo ritmo principal siempre se reconoce pero que no capta la atención en exceso, son ideales para no distraerse. Igualmente para la música experimental. El estilo híbrido te permite no enfocarte demasiado en la pieza en sí, pero sigue ayudando a “mantener el ritmo” del estudio.

Finalmente, ten en cuenta que en Spotify hay algunas listas de reproducción creadas solo para mantener la concentración.

Discover Tutored